Hacia un hogar sin desechos

. 30 de agosto de 2010. . Sin categoría

sterling recycling center

La leyenda luminosa: Reciclar, reusar, renovar
La leyenda oscura: No hay vertederos apropiados, boto todo junto, me deshago de mi deseo de no contaminar.

Tengo en mi casa cuatro grandes bolsas llenas de distintos envases vacíos, uno de botellas de plástico, uno de cartones de leche, una de aluminio y otro de vidrios. En estos días, mi esposo sugirió colocar contenedores, o sea que mi basurero está llegando a un estatus formal.

Cuando noté el esfuerzo (verdaderamente mínimo) de tener separados los desechos, incluso limpios (cada envase es cuidadosamente lavado), dejé de verlos como basura. Las botellas de plástico las utilizamos en una feria científica, en diversos experimentos, como cohetes a propulsión de agua, y contenedores de soluciones y reactivos. La asociación civil que los hizo los guardó para posteriores eventos.Repurposed (Recycled) Pop Bottle Propagators

La idea es encontrar usos domésticos que no obliguen a botar tantos desperdicios, sino darles la oportunidad de transformarse en elementos necesarios, que nos harán ahorrar -al no tener que comprar algo nuevo- y darán un espacio a la creatividad. Por ejemplo, esta idea de usar las botellas como invernaderos, es simplemente hermosa.

Las bandejas de anime las tengo guardaditas para mi bebé, así le sirvo snacks sin correr el riesgo de que se parta un plato. He oído que la gente los está levando a los supermercados, exigiendo a los carniceros que los reutilicen y no les pongan la compra en bandejas nuevas.

Los vidrios pueden depositarse en unos pocos contenedores en la ciudad de Caracas. Pero hay algunos envases que son muy útiles e incluso bonitos. Por ejemplo, cuando tienes bebés pueden proliferar los envases de compotas, así que los tengo limpiecitos, guardados para organizar algunas cosas, como vinagretas o soluciones; luego pensé que pueden utilizarse para la lonchera, con compotas naturales, gelatinas, arroz con leche, y otros postres caseros.

Hay un caso interesante con los frascos de productos homeopáticos, pues parece que se pueden reutilizar al ser esterilizados. Hay que preguntar en la farmacia o si el/la homeópata realiza sus propias medicinas o flores.

Los envases de aluminio, como latas de atún y embutidos pueden usarse como moldes para terrines o causas, o para servir más bonitos la ensalada, el arroz o el puré. Pero todos, especialmente los de cereal y leche en polvo, son magníficos para el decoupage, y así se pueden personalizar envases para la cocina, para las labores, para el taller -sobre todo de l@s niñ@s-, etcétera. Se pueden hacer alcancías también, regalitos con jabones como el de Alejataller (de hecho, lo que he visto de esta técnica es por ella).

Por su parte, los envases de cartón también son super utilizados en manualidades, como organizadores, portalápices, contenedores de juguetes pequeños, y o figuras para armar. Hay patrones en internet para ello. Cuando una está en casa, se ve la utilidad de pasar tiempo expuesta a los programas de manualidades, en algún momento la imaginación se enciende, y si l@s peques mismos se pueden ocupar, con objetos poco peligrosos, mejor. ¿Quién lo diría?

Pero quizás el uso más conocido de los potes de cartón, es el de los germinadores: siempre llevábamos las semillas germinadas al colegio en envases de leche usados. En estos días me enteré de que es mejor tener en tierra hierbas para la cocina como la albahaca, si no, en vasos con sus raíces, es decir, vivas. Se me ocurre que si se tiene un huerto, puede trasplantarse un tallo en uno de estos cartones y llevarlo a la cocina.

También los usé en estos días para servir cotufas, seguramente como cotillones de fiesta serían inmejorables, tan solo forrados con papel crepé o decoupage.

No mucha gente sabe que los envases de tetrapak son reusables, las empresas los reciben, esterilizan, restauran y reutilizan. Averigüemos si en nuestra ciudad aplica (hasta donde sé, en Venezuela no, pero puedo equivocarme).

Por ahora, esta es mi experiencia con la basura que no es tal. Se trata de ir avanzando hacia una casa “Cero desecho”, como expresa mi amigo Sergio Antillano:

…en muchas localidades del planeta buscan maximizar la producción de abonos de sus composteros, optimizar los procesos de reciclaje, elevar al máximo las cantidades de materiales recuperados para su reciclaje, perfeccionar los mecanismos y regulaciones que les permiten asegurarse que los productos son diseñados para su mayor duración, su re-uso, reparación, o su reciclaje de regreso a la naturaleza.

Se trata de alargar el periodo de vida del producto, especialmente del no biodegradable, y de tener más conciencia de su ciclo, imitando la dinámica del ecosistema “natural” por decirlo de algún modo.

Yo creo que es un impacto de lo pequeño y doméstico por encima de las grandilocuentes políticas que no dan respuestas al problema que en otros lugares sí se está tomando en cuenta. Ese es mi parecer: los verdaderos cambios se hacen, más que decirse, y lo doméstico y cotidiano pueden ser determinante.


3 Respuestas para “Hacia un hogar sin desechos”

  1. Yolima Arellano dice:

    Excelente propuesta de còmo podemos aportar cada un@ desde nuestra cotidianidad al reciclaje y a la protecciòn de nuestro maravilloso planeta, dejemos de ser parte del problema y comencemos a ser parte de la soluciòn…

  2. Muy amable Yolima, vi que tenía algo qué compartir desde mi experiencia y eso hice :) Saludos

No te vayas sin dejar tu comentario. Antes de comentar, te invito a leer El orden de mi universo , ya que están moderados. Gracias por compartir.